Estudio Microbiota

En el Centro Metabólico Avanzado de Cantabria realizamos estudios metabólicos en orina mediante cromatografía de gases y espectrometría de masas (GC/MS), que reflejan el estado metabólico de un sujeto. Los perfiles correspondientes al metabolismo intermediario de un individuo permiten diagnosticar trastornos metabólicos y/o situaciones metabólicas particulares ligadas a estados de salud o enfermedad (metabolómica), pero al mismo tiempo podemos identificar metabolitos que se originan en las bacterias intestinales. Por tanto, cuando analizamos los perfiles de ácidos orgánicos en orina podemos identificar el impacto metabólico de la Microbiota y los posibles disbalances de la misma. Así, podemos estimar que existe un desequilibrio por exceso de bacterias anaerobias, clostridios, hongos o levaduras, o un aumento de permeabilidad al identificar un exceso de azúcares alcoholes, o detectar la presencia de metabolitos tóxicos como el 3-HPHP, hipuratos, derivados de m-tirosina o de otros aminoácidos aromáticos.

El estudio de la Microbiota Intestinal incorpora el resultado de 24 marcadores metabólicos derivados de la actividad metabólica a nivel  intestinal (impacto de la Microbiota).

El perfil de estos 24 nuevos metabolitos permite reconocer procesos inflamatorios intestinales y alteraciones en el equilibrio de la Microbiota intestinal que puede desestabilizar a pacientes con trastornos del desarrollo o de conducta (incluidos en los Trastorno del Espectro Autista y otros trastornos de conducta).

Las alteraciones en la microbiota no son la causa de este tipo de trastornos pero pueden justificar cambios en el patrón intestinal relacionados con alteraciones en la conducta o en el comportamiento. Una adecuada aproximación dietético nutricional puede ayudar a restablecer el equilibrio en la microbiota y mejorar aspectos significativos de la conducta de algunos pacientes. Cuando se hayan descartado trastornos metabólicos hereditarios pero se identificen alteraciones significativas en la microbiota, sería recomendable hacer una intervención dietético nutricional dirigida y monitorizar de forma periódica el impacto de estas medidas.

Microbiota Disbiosis
Mediante la intervención dietética, aporte de pre y probióticos, o eventualmente el uso de determinados antibióticos, podemos modificar los patrones metabólicos en orina ligados a una posibles Disbiosis. En ocasiones podemos sugerir determinadas cambios en la orientación terapéutica si identificamos por ejemplo, un exceso de flavonoides de la dieta para una microbiota determinada.

¿Cómo puede alterarse nuestra Microbiota Intestinal?

Factores externos:

– Por el uso de medicamentos como antibióticos, antiinflamatorios, antiácidos, anticonceptivos orales, relajantes musculares, sales de hierro y tratamientos de quimioterapia y radioterapia.
–  En situaciones de estrés.
–  En situaciones de trabajo o viajes en los que se modifique la alimentación.
–  Al envejecer, también disminuyen los microorganismos con efectos beneficiosos
(bifidobacterias) y en cambio, hay un incremento de clostridios y enterobacterias.
–  En dietas pobres en fibra y ricas en proteínas, grasas y azúcares simples.

Trastornos gastrointestinales que pueden alterar nuestra microbiota intestinal:
–  Gastroenteritis infecciosas agudas.
–  Síndrome de intestino irritable.
–  Cáncer colorrectal.
–  Infección por Helicobacter pilory.
–  Diarrea asociada a tratamiento antibiótico.
–  Diarrea / estreñimiento.
–  Dolor abdominal, hinchazón, flatulencias y dispepsia.

Debido a sus efectos beneficiosos los prebióticos y probióticos ayudan a promover la salud de nuestra microbiota intestinal.

Probióticos
Son microorganismos vivos que afectan al ecosistema intestinal y sus efectos van a depender de la especie, cepa y cantidades que se consuman, pueden prevenir y acortar procesos diarréicos asociados al uso de antibióticos.  Pueden tomarse diariamente durante un tiempo indefinido dentro de una dieta variada y equilibrada. Están presentes en yogures, lácteos y kéfir ya son conocidos como lactobacilos y bifidobacterias.

Prebióticos
Afectan a las bacterias intestinales, aumentando su número y disminuyendo los microorganismos que sean patógenos.

Son sustancias que nos llegan a través de la dieta y nutren a microorganismos que habitan en el intestino.
1. Oligofructosa (se extrae de frutas)
2. Inulina (alcachofas, endivias, cebollas, espárragos)
3. Galacto-oligosacaridos (leche materna)

A través de la dieta junto a la incorporación de probióticos podríamos ser capaces de modificar la microbiota intestinal y poder cambiar algunos patrones típicos de enfermedades comunes.

En este video se explica claramente como las bacterias gobiernan nuestro cuerpo y nos habla de la Microbiota Intestinal